CONDICIONES DE VIDA

|

Los últimos datos de la Enquisa de condicións de vida das familias confeccionada por el Instituto Galego de Estatística refleja una realidad poco halagüeña. Casi la mitad de las familias ferrolanas viven con menos de 1.500 euros al mes y un 24,14% lo hacen con una cantidad inferior a mil euros. Es cierto que este tramo de ingresos es el mayoritario también en el resto de las ciudades gallegas, pero con una incidencia menor. Por si el dato fuese considerado poco relevante, se complementa con que son los hogares ferrolanos los que tienen un menor porcentaje de familias que perciben más de 4.000 euros al mes, apenas un 6,54%, mientras que en Santiago este índice alcanza el 13,86%. Otra de las cuestiones significativas de la encuesta es que son también las familias ferrolanas las que dependen en mayor medida de prestaciones. Un 30,86% sobreviven exclusivamente con estos ingresos. Con este panorama resulta difícil de explicar que el 57,71% de las familias declaren que llegan con facilidad a fin de mes, salvo por el hecho de que el coste de la vida sea muy superior en otras ciudades en las que los ingresos son mayores.

En cualquier caso, la tasa de pobreza y exclusión social se sitúa en la ciudad naval en un 22,13%, solo superada por Pontevedra (24,58%) y alcanza el 23,90% si se toma como referencia el conjunto de lastres comarcas. Una situación alarmante que requiere medidas contundentes y urgentes.

 

CONDICIONES DE VIDA