Lo de Igualada se termina ya

|

Cada vez que podía, Torra insistía en la necesidad de confinar a toda Cataluña, de cerrar su comunidad (él la llamaba de otro modo, por supuesto) para frenar la expansión del coronavirus. De hecho, inicio una campaña de desinformación internacional asegurando que el Gobierno español no hacía nada por frenar la pandemia y que se estaba poco menos que condenando a muerte a los catalanes. Tal vez para dar ejemplo, el fue el primero en confinar una población, en concreto fue la de Igualada, donde unas 70.000 personas vieron que no podían dejar su lugar de residencia. Ahora, ha pedido que se levante ya esta restricción después de comprobar que no ha servido prácticamente para nada. Después de que más de seis mil personas “se le escaparan” el primer día, el confinamiento no ha servido para frenar la expansión del virus en Cataluña, que es la segunda comunidad más afectada.

Lo de Igualada se termina ya