Una decisión meditada

|


EL 092 coruñés, se supone que por orden de la autoridad (es decir, el concello) ha comenzado a multar a los coches que circulan por la nueva zona de La Marina. No está mal, casi cinco meses han tardado en darse cuenta de que los conductores hacían caso omiso a las señales de dirección prohibida en el momento en el que se iban los agentes que, en horario de oficina, cortaban los intentos por colarse a la zona restringida de los automóviles.

Una decisión meditada