Los gitanos se pasan al bando de la Guardia Civil

|

NO se sabe si habrá que apuntárselo en el haber de Puigdemont o en el de Rajoy, incluso en el súper policía Trapero, pero el domingo se vivió gracias al referéndum una escena que ni Berlanga fue capaz de incluir en sus películas: los gitanos defendiendo a la Guardia Civil. ¿El Coyote podría defender a Correcaminos?, ¿el lindo gatito a Piolín?, ¿Sergio Ramos a Messi? No sería imposible, como parecía imposible que esa alianza caló-picoleta. Pues ocurrió en un colegio de Girona, cuando los Mossos quisieron detener a unos  gitanos por romper unas urnas instaladas en la biblioteca del centro educativo. Los agentes del instituto armado cerraron el colegio para evitar que se votase y los gitanos les dijeron que les hacían caso y los respetaban, pero a los Mossos no, porque habían ido en su contra. Si no lo veo, no lo creo.

Los gitanos se pasan al bando de la Guardia Civil