A HUEVOS

|

Bajo el título de “Consumamos producto local. Consumamos calidade”, se celebró en el CEIDA (Castillo de Santa Cruz, Oleiros) una jornada sobre los productos del mar del Golfo Ártabro.
El CEIDA  –Centro de Extensión Universitaria e Divulgación Ambiental de Galicia- promueve la información, educación ambiental e intercambio científico y cultural buscando soluciones a los problemas ambientales y fomentando las buenas prácticas ciudadanas en este ámbito, siendo fruto de un convenio de colaboración entre la Consellería de Medio Ambiente, el Concello de Oleiros y la Universidad de A Coruña para dinamizar la Educación Ambiental de Galicia.
Sus ámbitos de trabajo abarcan las áreas de conservación, medio marino, forestal, cambio climático, concellos y turismo. Favorece la cooperación entre otros equipamientos destinados al mismo fin educativo: aulas de naturaleza, granjas escuela, parques etnográficos. Como centro de documentación, facilita la difusión de todo tipo de material divulgativo.
A través de sus tres áreas de trabajo (formación y capacitación, educación y divulgación y centro de documentación “Domingo Quiroga”) su fin último es crear una conciencia crítica al respecto de los valores y problemas ambientales actuales.
Conocidas son sus exposiciones monográficas itinerantes, sus publicaciones de carácter científico o técnico, así como su función como punto de encuentro y cooperación entre las diferentes administraciones, colectivos y agentes que trabajan por la sustentabilidad desde sus propias competencias, favoreciendo la participación como una praxis necesaria para implementar en la sociedad soluciones imperecederas, cambio de hábitos definitivo.  
Completa su actividad los ciclos de “Cine Ambiental y Solidario, Butaca Verde”, que pone a disposición de todos los concellos y centros educativos gallegos con el objeto de fomentar la reflexión necesaria sobre nuestro estilo de vida y la adopción de conductas más responsables con nosotros mismos y con el planeta; y los “Cursos de Conducción Eficiente”, organizados por la Consellería y el Ministerio de Industria, el Inega y el CEIDA, la cual consiste en aplicar técnicas para reducir el consumo de combustible y la contaminación, disponiendo para comprobar su eficacia de un vehículo con un medidor de consumo.
Pues en este marco tuvo lugar la jornada aludida en el párrafo primero, con el objetivo de promover el encuentro entre productores y comercializadores de los productos del mar del Golfo Ártabro y el sector de la restauración y hostelería, en este caso del Concello de Oleiros, promoviendo una economía local autónoma, una mejora de la oferta y un nada desdeñable beneficio ambiental local. Entre otros temas de interés se habló del “Comercio al por menor de pescado y mariscos en establecimientos especializados”, del “Centro de Depuración de Moluscos Bivalvos Vivos”, de “Las Verduras do Mar” y de la “Certificación de Calidade Pesca de Rías”.
Dirigido a un amplio grupo de destinatarios (productores del Golfo Ártabro, personal de Cofradías de Pescadores, comercializadores de producto pesquero, hostelería, restauración, agentes turísticos y público en general), algunos echamos de menos al colectivo “Amas de Casa, Consumidores y Usuarias”,  el primer y más importante agente dinamizador de lo que haga falta, en la sociedad. Tras pensar que podría ser por su propio desinterés (sus actividades más recurrentes y conocidas, al menos en Ferrol y bisbarra, suelen ser las clases de bolillos, de bordado, ganchillo, pilates y meriendas) la web provincial –y no digamos la estatal– demuestra todo lo contrario: hay inquietudes actuales: “El suministro eléctrico en el mercado liberalizado”, “Tarifación de las eléctricas”, “Pesca y compra responsable”, son algunas de las mesas de debate últimamente organizadas. Luego, ¿por qué no se cuenta con ellas?
El día que esta organización de implantación nacional impresionante decida que ya está bien de mamonear con el futuro de maridos, hij@s, niet@s y acabar  con l@s chicholin@s de la política y del sindicato, ese día cae el tren al Puerto exterior y todo subterráneo, tunelado con los dientes por quienes nos han robado el dinero con el que ya habríamos acometido su trazado más sensato, sin echar a perder la ría. A huevos.

 

A HUEVOS