CARRILANAS EN SAN MAMEDE

|

Constituyen sin duda una de las grandes citas del verano festeiro de la comarca. Las carrilanas que participan en la bajada de San Mamede, en Valdoviño, divirtieron ayer a un público entregado que se concentró por millares para asistir al espectáculo. No resulta extraña la satisfacción de la organización al calificar de éxito la cita, que se saldó además sin ningún incidente y bajo las risas tanto de participantes como de asistentes. Hubo de todo, desde recreaciones alegóricas a dibujos animados de la infancia hasta quien no dudó en utilizar una cama como elemento básico de su artefacto. La velocidad, por una vez, es superada también por el humor, que tanta falta hace en los momentos por los que atravesamos. A ello invitó una jornada veraniega plena de sol, en la que el natural solaz en la playa dio paso por unas horas al divertimento y la alegría.

CARRILANAS EN SAN MAMEDE