JORNADA PROPICIA

|

Pese a haberse celebrado a las puertas del otoño, la Festa de A Fraga se vio ayer, aunque no tan masificada como en años precedentes, lo suficientemente concurrida como para calificar de éxito la celebración. La tragedia del tren Alvia que provocó la muerte de 79 personas en la tarde del 24 de julio pasado obligó a posponer el tradicional encuentro, que en esta ocasión recuperó los usos y costumbres de antaño y evitó las acostumbradas casetas para dar paso a las meriendas austeras y sencillas de otros tiempos. El buen tiempo reinante durante toda la jornada ayudó sin duda, junto con la presencia de los míticos Los Suaves.

JORNADA PROPICIA