Otra huelga que amenaza a la Marea

|

Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, hizo sonar las trompetas en junio de 2016 –xa choveu!–. Sopló con la misma fuerza que Louis Armstrong. ¡Tututú! ¡Tututú! Las bibliotecas se remunicipalizarán de manera inminente. ¡Notición! ¡Auténtico bombazo! La Marea, nasía pa’ganá, colmaba de alegría a la ciudad. A Coruña entera salió a la calle a celebrarlo. ¿Quién lo habría convencido de que si no daba ese paso la ciudad caería en la depresión? Desde luego, quien lo hizo tenía que ser una persona preocupada por la cultura, pero también contar con una capacidad de embarque superior a la de todas las consignatarias cuyos cruceros hacen escala en el puerto. Han transcurrido casi tres años y de remunicipalización nada de nada. Vamos, que la bomba era un petardo, pero un petardo de los que aún están permitidos para que jueguen los niños. Y lo peor es que los trabajadores de esos centros culturales, como ya han hecho los de la basura, amenazan con convocar una huelga en plena campaña. Dos conflictos laborales en vísperas del día 26. Pues sí que va a estar contento el estratega de la xente do común... como si no tuviese bastante chollo con desordenar un poco al movimiento vecinal.

Otra huelga que amenaza a la Marea