El último intento de Arrimadas

|

Ciudadanos se podría ahorrar lo de las primarias. A estas alturas nadie duda de que Inés Arrimadas será la que tome el relevo de Albert Rivera, por mucho que desde la formación naranja intenten explicar que eso será tras un proceso abierto de elección. La realidad es que la catalana ya ejerce de presidenta in pectore y está contactando directamente con todos los críticos que en su momento abandonaron el partido. El objetivo es que regresen al redil para que Ciudadanos siga podiendo vender eso de que representan al centro. No va a ser tarea fácil. El caudillismo de su predecesor será lo más difícil de superar, ya que dejó profundas cicatrices entre muchos de quienes estuvieron con él desde el primer día. Pero también tendrá que intentar cortar la sangría de cargos que cada vez miran con mejores ojitos al PP, ahora que Casado parece haber recuperado la centralidad y su partido coge fuerza. Veremos qué pasa.

El último intento de Arrimadas