Saneamiento insano

|

Sanear la ría parecería un deber inexcusable de la administración, una obligación básica de gobierno diligente que vela por el bien común. Parecería lógico también que el saneamiento se costease con el dinero de los impuestos que pagamos los ciudadanos. Pero no, después de esquilmarnos por todos lados, todavía hay que pagar por los medicamentos, por las prótesis, por la hospitalización, por la justicia, por la universidad, por la obtención de documentos, etc. Y en esa vorágine recaudatoria el concello de Ferrol parece que pretende cobrar entre 60 y 70  euros al año a cada domicilio por el saneamiento de la ría. Y luego se extrañan que los ciudadanos se alejen de los políticos convencionales acostumbrados a meter la mano en el bolsillo de la gente para todo, desde los servicios más elementales hasta para sus inmerecidos sueldos, dietas y gastos oficiales. Habría que hacerles ver que podemos cambiar esa insana costumbre, ya saben, Podemos.

 

Saneamiento insano