La presencia enxebre para intentar que la calle sea de Iglesias

|

FRAGA, expeditivo él, proclamó un día: “La calle es mía” y no le faltó razón porque la Policía repartió esa temporada una tundas que daban miedo. Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias, más vengativo que expeditivo, quiso demostrar que la calle es suya, pero se quedó corto, muy corto y no llenó ni de lejos la Puerta del Sol. Ahora, eso sí, hubo representación gallega entre las fuerzas de empuje. Allí estaba su vicaria na terra, Carmen Santos; el exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares; Tone Gómez-Reino, el pijo coruñés que para intentar ocultar sus orígenes firmó a favor de la liberación del sanguinario De Juana Chaos, y su compañera Yolanda “la Yoli” Díaz; el camarada general Julio Rodríguez; Ángela Rodríguez, alias Pam... Para hacer bulto valen, para otra cosa ya es más dudosa su utilidad. FOTO: luís villares y carmen santos | aec

La presencia enxebre para intentar que la calle sea de Iglesias