Retos de salud planetarios

|

Vivimos cada vez más en un mundo globalizado. Nunca tanta población se había desplazado tanto en tan poco tiempo. Los movimientos de personas hacen también que las enfermedades se dediquen a cruzar fronteras de una forma que es difícil de controlar. Eso hace que cada vez más se plantee la necesidad de un abordaje integral de la salud: la salud planetaria. Se trata de pensar en el mundo como en un único organismo. Así, de poco servirá que nuestro hígado esté en perfecto estado si después tenemos un cáncer en el riñón. Que la salud en España sea excelente está bien, pero el objetivo es lograr extender ese estado de salud a todos los países.

Para eso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de poner en marcha su nuevo plan estratégico. Con el horizonte del 2022 se han planteado alcanzar el objetivo de los 3.000 millones: 1.000 millones de personas más que se beneficien de la sanidad universal, 1.000 millones que estén protegidas de emergencias de salud y 1.000 millones que disfruten de una mejor salud y bienestar.

Como primer paso han identificado los grandes retos de salud y han hecho una lista de 10 prioridades. La contaminación por ejemplo es uno de los asuntos que más preocupan en la OMS, teniendo en cuenta que 9 de cada 10 personas respira aire contaminado y que la situación en los países en desarrollo es todavía más acuciante. También preocupa el desarrollo de las resistencias a los antibióticos, al estarnos quedando sin arsenal terapéutico para hacer frente a muchas cepas de bacterias.

El dengue, el ébola y el VIH son otros de los retos que la OMS quiere afrontar. También es una preocupación una posible gripe pandémica, que se da por supuesto que vendrá tarde o temprano y para la que es mejor estar preparados. Pero no se quieren olvidar tampoco de las enfermedades no infecciosas, como puede ser la diabetes, el cáncer o enfermedades cardiovasculares, que son la causa del 70% de las muertes en todo el mundo y que cada año suponen 15 millones de fallecimientos prematuros.

La mejora de la atención primaria, el cuidado de entornos frágiles como pueden ser países azotados por sequías, hambrunas o guerras y los movimientos anti-vacunas completan este decálogo de retos para la salud mundial. Y de fondo una idea: las desiguladades económicas son las principales causas de las desigualdades sanitarias.

Retos de salud planetarios