FERROL TIRA DE NAVANTIA

|

El informe contable de Navantia no podía arrojar peores datos. Al incremento en un 87 por ciento de las pérdidas que registró el grupo el pasado año, se suma el hecho de que el 75 por ciento de los ingresos los aporta un contrato, en este caso el suscrito con Australia, que está próximo a finalizar y que dejará este otoño, si las circunstancias no lo impiden, vacías las gradas locales en el ámbito de nuevas construcciones. Solo la actividad derivada de reparaciones aporta alguna alegría. Deja también constancia el informe del peso que las factorías de la ría –Ferrol y Fene– integradas en una única unidad de negocio desde los acuerdos suscritos en 2005, tienen en el conjunto de la actividad de la compañía. Si en el plazo de apenas un mes no se concretan novedades en materia de contratos, este “meritorio” puesto no será más que una anécdota. Seguimos a la espera.

FERROL TIRA DE NAVANTIA