Esto es lo que hay

|

Mientras De Guindos nos leía su carta a los Reyes Magos y entre Feijóo y el obispo Barrios encomendaban nuestro futuro (y el de ellos, claro,) a Santiago matamoros, una vez que Santa Rita no le hizo puñetero caso a la ministra del trabajo temporal y mal pagado, la Unión Europea nos recomendaba eso de “pagar la deuda para todos es un deber” y, por si acaso, nos ponía deberes hasta el 31 de diciembre de 2018: ahora mismo “posar” cinco mil millones, el año que viene más y antes del 31 de diciembre del 18 (todos calvos, dirán ustedes) lo que resta.
Su “encomienda” añade la visita, con gastos “pagos” a los señores de la troika, que, aunque Mariano el insumiso, el antisistema, nos hable de la soberanía nacional, quienes mandan son ellos, para que a toda milk suba el IVA, el IBI, nos dejen el portentoso aumento del 0,25% por ciento a los jubilados y el uno a los funcionarios, además de otras maldades que ya se le irán ocurriendo.
A los poderes fácticos, a los grupos financieros, a las grandes empresas multinacionales, ni tocarlas… que se marchan, dicen desde el Gobierno que padecemos, jaleado por la caverna mediática, cuando nuestros patriotas de hojalata tienen ya más de noventa y siete millones de euros repartidos entre Suiza y Luxemburgo y las grandes empresas pagan al fisco el 6,9% de lo que ganan –tres puntos menos que en 2007– mientras los trabajadores pagan un 16,64% de lo que ganan.
Y esto, bajo un gobierno que nos dejó “tocados” con los recortes. Sumen el informe de Hacienda, la reforma fiscal en víspera de las elecciones, supuso una rebaja en el impuesto de sociedades por valor de más de tres mil millones.
Estas cuentas, el cuento de Guindos tiene algunas trampas: los tres mil millones que se restan a nuestros ingresos por el maldito “Brexit”, la deuda del Estado que marca un nuevo record y se acerca a los mil millones y el agujero fiscal del conjunto del Estado aumenta un 13%. Eso dice la “macroeconomía, pues la otra, la que nos compete, reconoce que pensionistas y funcionarios perdieron poder de compra; que los salarios perdieron entre un 13 y un 18 de poder adquisitivo. Esto es lo que hay. Un aviso para el próximo gobierno. Por eso, quienes nos han pastoreado hasta aquí tienen que dejar el sitio a otros…

Esto es lo que hay