XXII Encuentro de Música Coral Fonseca

|

La agonía y alegría andaluza, por boca de Joaquín María García de Dios, nos invita a la tradicional romería del mes de las flores, XXII encuentro de Música Coral Fonseca. Lugar , iglesia de los Jesuitas, días 5, 12, 19 y 26, a las 20,30 horas. La Virgen Rociera se alza por el templo sobre los salmonteños entre piropos, palmas y rasgueo de guitarras que suben al cielo. Dios pasea del brazo con nosotros. Multitud atónita escucha el concierto. No necesita pasaporte y tampoco hay aduana que cruzar para encontrarse el Creador. Está aquí en las voces de los grupos que abrieron la jornada inaugural. Aquella divina impaciencia de Pemán de darlo todo a cambio de nada, sólo amor a los demás.
Los coros Mini-Gaos y Asubio (Santiago de Compostela) dirigidos el primero por Xiana Insua, Lorena Pereira y Antonio Facal y el segundo por Christian Losada Matías, acompañado por la solísta directora y el pianísta Juan García Santos. Piezas variadas, populares y celtas. Un buen ramillete de apausos para rubricar positivas actuaciones.
El Coro Gaos cerró el espectáculo con esa idiosincrasia suya que despliega carromatos de romería y desfile de caballos que piafan gorgoritos ante las manos inquietas del director Fernando Briones. Una solista para el recuerdo, Xiana Insua, y una aterciopelada caricia de manos sobre el reborde de copas de cristal arrancándole melodía redonda y misteriosa. Partituras de Esenvalds, Monteverdi, Bach, Jansson, Agustinas, Mantyjarvi y la famosísima ‘’Ao pasar por Camariñas’’ de J. Domínguez. Un revoltijo de voces para explicar que Dios pasa cantando. Un concierto exigente y hecho posible gracias los muchos colaboradores implicados en tareas de todo tipo pero necesarias. Un pespunte polifónico bordado sin réplica porque el alma está llena de gracia.

XXII Encuentro de Música Coral Fonseca