DETALLES Y CONJUNTO

|

Bajo la batuta de Rubén Gimeno discurrió un concierto escaso en el que, a ciencia cierta, la elección del repertorio tuvo su parte de influencia en el éxito logrado. El resultado final caminó de la mano de un programa –con excepciones- poco logrado a nivel compositivo y discreto en su conjunto y conjunción.

Concierto de abono número cinco de la OSG: “Antiphones” de Fernando Buide, “Concierto para piano y orquesta nº 2 op 44” y “Sinfonía nº 2 en Do m op 17” de Chaikovski, ésta en la segunda parte.

La obra “Antiphones” resultó ser un hallazgo, acercando un soplo de aire fresco a un programa de corta inspiración. A pesar de su breve duración vimos trazos de una pluma versada en las lides de la música actual y sus interioridades, con buen trabajo de orquestación, riqueza tímbrica e interés musical. Se puede o no estar de acuerdo con los planteamientos y derroteros por los que discurre actualmente la composición, pero la inspiración siempre debería estar sustentada por una formación sólida, como el caso de Buide. El público apreció y aplaudió esta obra con convicción.

El “Concierto nº 2 para piano” de Chaikovski no tiene ni la sombra de la huella de la inspiración que rodeó al primero de ellos. No encontramos en el primer movimiento el suficiente peso específico como para escucharlo con atención plena, a excepción de la sección cuarta, “Listesso tempo”, en donde el piano, en escasos dos pentagramas, canta un tema en la mano derecha repetido de forma imitativa y variada por la izquierda. Después, octavas por doquier hasta que en el segundo movimiento nos volvemos a encontrar con Chaikovski, en un dolente expresivo Re M: Ludwig Dürichen y David Etheve bordaron sus intervenciones en un tema hermosísimo previamente expuesto a sólo por Nebolsin y recuperado y aumentado por el violín y cello, aquí con piano acompañante. Lo mejor del concierto, sin duda.

La Sinfonía nº 2 estuvo bastante bien resuelta –en buena parte gracias a la OSG– excepto algún desajuste e imprecisión, especialmente en el Allegro vivo del cuarto movimiento.

DETALLES Y CONJUNTO