LOS INTERESES PARTIDISTAS

|

El proceso soberanista de Cataluña está sirviendo para demostrar que los intereses de los partidos están en esa comunidad autónoma por encima de cualquier otra consideración, incluido, por supuesto, los ciudadanos. Cada paso que se ha dado hacia la soñada independencia ha ido precedido de un auténtico chalaneo; siempre se ha intentado sacar “algo más” en beneficio propio, sin pensar para nada en los intereses de los catalanes. La última prueba la ha protagonizado la Asamblea Nacional, que ayer anunció que apoyará la seudoconsulta  de Mas si en el plazo de tres meses convoca elecciones plebiscitarias. Es decir, lo primero, yo; lo segundo, yo; lo tercero, yo y así hasta el infinito, aunque semejante egoísmo, que refleja una falta de madurez asombrosa, acarree graves perjuicios para el conjunto de los ciudadanos.

LOS INTERESES PARTIDISTAS