Un caso de “haz lo que digo y no lo que hago”

|

después de enterarnos de escapadas durante el confinamiento para ver a amantes, fiestas Covid organizadas para contagiarse y botellones por doquier había pocas posibilidades de sorprendernos con alguna nueva irresponsabilidad, pero no podemos subestimar la capacidad humana para superarse. Más de 25 trabajadores del hospital Gregorio Marañón –médicos, enfermeras, administrativos...–consideraron una gran idea organizar una comida de despedida a un MIR medio hacinados en una habitación del centro sanitario. El resultado es que cinco ya han dado positivo por el virus y otros dieciséis están en cuarentena. Fantástico ejemplo. Una vez más que se cumple eso de “haz lo que digo y no lo que hago”.

Un caso de “haz lo que digo y no lo que hago”