El jefe de la patronal se promociona como nuevo valor del sindicalismo

|


LOS sindicatos están mal, muy mal; su imagen es lamentable, según revelan las encuestas en las que pregunta sobre ellos. Tanto su organización interna, propia del siglo XIX, como la cantidad de casos oscuros son las principales causas de su deterioro. Sus líderes podrían haber hecho algo por mejorar esa situación, pero eso significaría trabajar y un liberado es un liberado. Además, para que se van a esforzar si el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ya lo hace por ellos y reconoce que “a lo mejor es el momento de subir los sueldos”. Solo falta que UGT, CCOO, la CIG y demás hierbas lo denuncian por intrusismo.

El jefe de la patronal se promociona como nuevo valor del sindicalismo