¿La batalla contra el cáncer?

|

Este pasado lunes se ha celebrado el Día Mundial Contra el Cáncer. Una celebración que pretende concienciar a la población general sobre esta enfermedad que cada vez afecta a más gente. Solo en España en los últimos cuatro años los casos de cáncer han aumentado un 12%. En el caso de las mujeres este incremento ha sido el doble (17,4%) que en los hombres (8,2%). Dicen los expertos que es debido al incremento del consumo de tabaco entre ellas, haciendo que el cáncer de pulmón femenino esté subiendo mientras que el masculino se reduce.
El hecho de que cada vez somos más y más viejos influye en el incremento de las cifras del cáncer. No podemos olvidar que también nos vemos más expuestos a factores de riesgo, como es el mencionado consumo de tabaco, pero también el de alcohol o los problemas de obesidad y sedentarismo. Los programas de detección precoz también influyen en el aumento del número de casos, al ser capaces de diagnosticar tumores que muchas veces podrían pasar desapercibidos hasta dentro de muchos años.
El caso es que seguramente con motivo de la celebración de este Día Mundial Contra el Cáncer muchos han leído noticias sobre la batalla contra esta enfermedad, la lucha de los pacientes o los esfuerzos por aumentar nuestro arsenal contra el enemigo. Metáforas belicistas que se usan con buena intención para intentar infundir ánimos, pero que no siempre funcionan. Y es que muchos pacientes al final pueden acabar sintiendo que están fallando, que no son lo suficientemente fuertes o valientes porque no son capaces de superar la enfermedad cuando sus tratamientos dejan de ser eficaces, algo en lo que ellos no tienen responsabilidad alguna.
Bala mágica, caballo de Troya, cura milagrosa… son solo algunos de los ejemplos en los que los periodistas caemos con demasiada frecuencia para intentar explicar conceptos complicados y complejos a un público general. Así que lo primero es entonar el mea culpa por parte del sector y revisar todos los clichés que empleamos para hablar del cáncer. Pero también cabe que la sociedad haga un examen de conciencia. Existe todavía un gran estigma al hablar del cáncer que se debe superar. Quizás cuando todos estemos cómodos hablando de esta enfermedad será que dejaremos de necesitar metáforas que lo único que hacen a veces es camuflar la realidad.
 

¿La batalla contra el cáncer?