¡Era visto!

|

xpresión muy gallega, muy significativa y que pocas explicaciones necesita.
“En Cataluña, el Presidente de la Generalidad, con olvido de todos los deberes que le impone su cargo, su honor y su responsabilidad, se ha permitido proclamar el Estat Catalá.
Ante esta situación, el Gobierno de la República ha tomado el acuerdo de proclamar el estado de guerra en todo el país.”
Estos párrafos son copia literal del Diario Oficial del Ministerio de la Guerra de la II República de Lerroux, el domingo 7 de octubre de 1.934.
“Nada nuevo bajo el sol” da igual tener república o monarquía abaladas por una democracia exquisita; ocurrió ese día, en 1.873, 1.931 y ahora “ya tocaba”. Siempre  aprovechando  crisis,  siempre   unos pocos intentando doblegar a la mayoría  y siempre el fracaso, debido a la falta de apoyo de su propio pueblo.
Hace años viajando a Barcelona mensualmente, por motivos profesionales, aprovechaba la estancia para ver a algún familiar. Uno de ellos, de origen ferrolano como su madre y viviendo allí desde los diez años, es de padre catalán pero claro, para el nacionalismo no es “pura raza” y no siendo independentista siempre sintió   la sutil discriminación. 
No olvido sus comentarios, sobre los deseos de una mayoría, de que se descubrieran los delitos del “muy honorable” o las náuseas que le producía leer las falsedades en los libros de texto de su hijo.
Personalmente no he tenido incidencias destacables. En alguna ocasión a la hora del almuerzo, aun oyéndonos hablar en español, el camarero me ha traído la carta en catalán. Lo llamaba y le rogaba que me tradujera algún plato a lo que, en ese momento, me ofrecía una carta en castellano. Declinaba su oferta argumentando que así aprendería su idioma; su semblante reflejaba satisfacción y yo lograba una comida tranquila. Era cuestión de “mano izquierda” aunque todo tiene un límite; si me tira el plato a la cabeza hubiera aparcado el buenismo.
En uno de los últimos viajes recuerdo una situación que me dio una idea de cómo iban yendo las cosas. Llegaba con retraso y necesitaba dinero antes de salir del aeropuerto. Buscando vi a lo lejos una larga cola, en lo que supuse sería un cajero; ya cerca me resultó extraño ver a todo el mundo en una misma fila dejando libre uno de los dos disponibles. Después de preguntar sin resultados, comprobé que el desocupado funcionaba, retiré dinero y fui a la empresa.
Tardé tiempo en darme cuenta de la situación: La máquina sin clientes era de una entidad financiera madrileña, la exitosa era de una catalana que precisamente ahora cambia de sede social.
Esta circunstancia y los comportamientos actuales nos dan una idea de quien es quien y hasta donde hemos llegado con algunos “mirando para otro lado”
El 6 y 7 de septiembre se desprecia la Ley, la Constitución, el Estatuto y a la Oposición en sesiones parlamentarias deleznables. 
Se desprestigia a un cuerpo como la Guardia Civil e ignoran que fue precisamente su General en Jefe en esa Región José Aranguren Roldán, el que se opuso a otro golpe, el del General Franco –entre ferrolanos anda el juego- defendiendo la legalidad vigente y a la propia Cataluña, lo que a la postre le costaría su fusilamiento. Directores enviando cartas a padres de alumnos de siete años para acudir a actividades extraescolares el 1 de octubre que se valorarán en la evaluación escolar. Fomento en la enseñanza de la exclusión y odio.
Intento de  compra masiva de armas de guerra para la policía, desbaratado por el Gobierno. Policía excepcionalmente retribuida buscando la desobediencia al poder Judicial y la sumisión al golpismo. Prisas en  el golpe,  el próximo año Andorra elimina el secreto bancario ¿Nos encontraremos con más “Muy honorables” “Tres por cientos” o “Palaus”?
Sin separación de poderes en el nuevo Estado; hay que evitar el peso de la Justicia sobre todos los colaboradores, actores del golpe y evasores de capital. Actos reivindicativos con invitado terrorista convicto y confeso de secuestros e intentos de asesinatos. 
Llamadas telefónicas anónimas, conociendo nombre y apellidos “aconsejando” el voto. Urnas llenas antes de la votación. Falseamiento de fotos e información del 1 de octubre, niños y ancianos delante como escudos ante la policía. Manuales de guerrilla urbana para enfrentarse a la policía.
Es de esperar bastantes más investigados de los que ahora hay ¿Es necesario algo más para conocer la catadura, baja moral y ética de los individuos   con los que nos estamos jugando España? Por lo demás: ¡era visto!
 


 

¡Era visto!