EMPLEO JUVENIL

|

El Consello de la Xunta de Galicia aprobaba la pasada semana un plan de empleo juvenil  destinado a hacer frente al grave problema de desempleo que sufren los más jóvenes en nuestro país. Un plan que se acometerá en dos anualidades, 2014 y 2015, y que está dotado con 100 millones de euros. Se trata de avanzar en la inserción laboral de los mas jóvenes, especialmente de aquellos que cuentan con una menor formación.
Galicia cuenta con una población juvenil de 428.712 personas con edades comprendidas entre los 16 y los 29 años. De ellos,  43.446 quieren trabajar y no encuentran un empleo, según la encuesta de población activa del último trimestre de 2013.  El estudio elaborado por la Xunta de Galicia para la elaboración del Plan de Empleo Juvenil arroja un dato francamente preocupante, y que pone de manifiesto las debilidades de la sociedad en la que vivimos.
El 60% de los jóvenes desempleados de Galicia tiene una baja cualificación, es decir cuentan con estudios de primaria, de EGB, y no han logrado  superar la ESO. La cifra revela pues la importancia que la formación tiene para la consecución de un empleo, y por ello, la Xunta ha centrado sus esfuerzos en este plan de empleo juvenil precisamente en eso, en la mejora de la formación para la adquisición de un empleo, y especialmente en el colectivo de los jóvenes que ni estudian ni trabajan, que en Galicia se sitúa en  torno a 16.000 personas. Es verdad ese tópico que dice que contamos con la generación de jóvenes mejor formada de nuestra historia. Es cierto que cada vez son más los jóvenes que tienen acceso a formación universitaria, pero aun así, es evidente que queda mucho camino por recorrer, y mucha reforma educativa que acometer, para que nuestro sistema educativo mire al mercado laboral y encare a los jóvenes al encuentro de un empleo.
El plan de la Xunta es un plan transversal, que involucra a distintos departamentos autonómicos: la Consellería de Traballo e Benestar, la Consellería de Educación, y la Consellería de Economía e Industria. Solo así es posible actuar sobre el mercado de trabajo y la inserción laboral de los más jóvenes. Un plan ambicioso, para un problema de fondo, un problema al que hay que hacer frente sí o sí.

 

EMPLEO JUVENIL