El doctor Frankenstein

|

¿Es posible trasplantar una cabeza? El doctor Canavero asegura poder hacerlo. Es más, afirma que ya lo ha hecho con éxito en un chimpancé. Es la noticia que ha revolucionado a los científicos en los últimos días, dividiendo la opinión entre la de aquellos que consideran el hecho imposible y los que se plantean si sería ético o no llevar a cabo esta operación. El italiano, que trabaja en China con un grupo de investigadores surcoreanos (una mezcla desde luego curiosa), quiere alejar el debate del campo de la moralidad. Considera que si tenemos los medios para poder solventar enfermedades degenerativas graves debemos hacerlo. Y punto.
El anuncio de Canavero ha generado una enorme polvareda y no ha dejado indiferente a nadie. Muchos colegas del investigador italiano no acaban de creerse los resultados de su investigación. Por el momento solo hay una fotografía y debemos creernos sus palabras respecto a que el chimpancé habría sobrevivido al proceso, pero que por motivos éticos a las veinte horas lo habrían sacrificado. Un punto que no hace más que alentar ciertas suspicacias.
El primer medio en dar la noticia ha sido “New Scientist”, una revista especializada que reconoce no disponer de más detalles sobre el experimento patrocinado por el gobierno chino. Habrá que esperar a una serie de artículos que lo describirán con profundidad en las revistas especializadas “Surgery” y “CNS Neuroscience & Therapeutics”. El progreso científico se basa en la posibilidad de reproducir los resultados de otros investigadores si se repiten sus pasos. Esto solo es posible con una información que falta por ahora.
No es el primer caso en el que se intenta este trasplante. En los años 70, el norteamericano Robert White ya lo habría hecho, aunque sin excesivo éxito, al no conseguir que el chimpancé objeto del experimento lograra moverse, a pesar de haber sobrevivido nueve días a la operación. El punto decisivo sería la incapacidad de reconectar la médula espinal. Ahora Canavero dice que lo ha conseguido. De ser cierto, se abriría una puerta a la investigación de tratamientos para tetraplejíias, paraplejias y otras enfermedades degenerativas. Por el momento Canavero está disfrutando de sus quince minutos de gloria, que incluyen una campaña en busca de la financiación para llevar a cabo el primer trasplante en humanos, cuya fecha se ha fijado para diciembre de 2017. 
 

El doctor Frankenstein