Feijóo tira del pelotón y los chuparruedas lo siguen a duras penas

|

A Rajoy le apasiona el ciclismo. Él mismo lo proclama. Feijóo es más reservado sobre sus aficiones, pero le interese o no lo que tenga que ver con la serpiente multicolor, se comporta como lo haría el corredor más fuerte del Tour: lleva a todos sus rivales del ronzal. Desde que dijo que era más de Podemos que los de Podemos, la corte morada está con la mosca detrás de la oreja, porque ve que efectivamente, el presidente de la Xunta los desborda con sus medidas sociales. Pero es que se le ocurrió defender la enseñanza pública durante el 125 aniversario del instituto Eusebio da Guarda y Ana Pontón, el rostro humano del Beneguai, se disfrazó aprisa y corriendo de “apóstola” de la educación pública “de calidade e galega”. ¡Ya es mala suerte que el sentido común solo aflore en los partidos cuando intentan chupar rueda!    

Feijóo tira del pelotón y los chuparruedas lo siguen a duras penas