OTRA VEZ LA BARRERA DE LOS 20.000

|

Los datos en materia de desempleo en las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal con respecto al mes de septiembre no podrían ser más negativos, como lo demuestra el hecho de que sea el peor periodo en destrucción de empleo de los últimos tres años por idénticas fechas. La espejismo estival, que conlleva una fuerte temporalidad en la contratación en materia de servicios, pasa una vez más factura y, de nuevo, la zona está al borde de superar la cifra, más que psicológica, de los 20.000 desempleados. Con una actividad industrial fuertemente dependiente del sector naval, un comercio en franco retroceso que deja calles semidesérticas y la carencia de resultados en materia de políticas de empleo que ayuden a amortiguar las fuertes caídas de ocupación, la situación no está para aportar titulares positivos. Al borde del agotamiento social, a nadie se le escapa que la visión actual de la comarca deja su más que visible reflejo en la ciudad naval, en donde los índices de desempleo superan el 32%, situándola a la cabeza de todas las áreas urbanas de Galicia y solo con contados símiles en el resto del país. Sobre la mesa queda el papel que pueda jugar, en el caso de producirse, la recuperación de la actividad en los astilleros públicos, como siempre vértice en el que se apoya la economía territorial. Es evidente que cualquier comparación con épocas precedentes, incluso las peores de la reconversión industrial, se queda a día de hoy corta. La comarca demanda respuestas y hechos.

OTRA VEZ LA BARRERA DE LOS 20.000