SEGURIDAD EN LAS PLAYAS

|

El rescate de dos jóvenes en Doniños, precisamente ayer, el primer día en que los arenales de Ferrol no cuentan con servicio de socorrismo tras finalizar la campaña de verano, plantea un interrogante que en absoluto es nuevo y que se repite año tras año. ¿Se puede considerar que los riesgos han disminuido por el simple hecho de que ha finalizado agosto, incluso pese a que el buen tiempo anima la masiva concurrencia a las playas? La respuesta es más que evidente y obliga a que las autoridades municipales contemplen la necesidad de extender la vigencia del servicio, con una cláusula del contrato de adjudicación sujeta si se quiere a las circunstancias, con el fin de garantizar la seguridad. Y es que, como es público y notorio, no existe mayor prioridad que la salvaguarda de la vida humana. Esta no puede estar, en ningún caso, sujeta a condicionantes económicos.

SEGURIDAD EN LAS PLAYAS