Una cocaína que era dulce de más

|

SI a uno le hablan de Craigavon puede pensar que le están hablando de cualquier cosa; de una comida típica de la India, de un licor que beben los esquimales, de una galaxia muy lejana... pero es una localidad de Irlanda del Norte. Y no debe ser pequeña del todo, porque hasta tiene departamento de Policía. Los agentes están desconcertados, pues un vecino del pueblo llamó a la comisaría para quejarse de que había sido víctima de una estafa, pero ¡menuda estafa! Había comprado cocaína y le habían dado azúcar moreno... ¡Un narco que no es honrado! Este mundo se hunde, no hay duda.

Una cocaína que era dulce de más