Justicieros

|

La sociedad ha avanzado mucho a lo largo de los años en lo que al reconocimiento de los derechos de los animales se refiere. Existen protocolos de todo tipo, incluso para los que van a ser sacrificados para el alimento humano, y cada vez son más los ayuntamientos que se niegan a acoger espectáculos de circo con animales salvajes en cautiverio. En los zoológicos también se ha dado un paso adelante y prácticamente no queda ninguno en el que el animal de exhibición esté enjaulado y en condiciones higiénico-sanitarias precarias. En el caso de las mascotas también existe una conciencia generalizada hacia el respeto, aunque, lamentablemente, siempre hay quien lo olvida y las maltrata o las abandona a su suerte..
Ante este panorama es preciso aclarar en nuestro descargo, en el de las personas normales y con un mínimo de sensibilidad, que la mayoría respeta los derechos de los animales, que no son otros que garantizar su bienestar, libertad, igualdad y compasión. Todos estos aspectos son suficientes para que puedan desarrollarse y mantener una vida digna.

Justicieros