Pederasta de Cristo

|

a Congregación de los Legionarios de Cristo, fundada por el mejicano Macial Maciel Degollado (¡lástima!), desvelará y hará pública en el Vaticano el próximo mes, la lista de sus pederastas en la que se encuentra incluido el nacho, con al menos 60 de los reconocidos 175 casos de niños y niñas sometidos a abusos sexuales y violaciones, junto a otros treinta y dos legionarios compinches más, desde su fundación en 1941 hasta este mes de diciembre. Como se ve, una larga tradición de esa legión, (por cierto, nombre de un diablo). Benedicto XVI lo apartó del sacerdocio dos años antes de que el pollo cascara en 2008, pero siendo fiel a su política de tapujar estas cosas, guardó un discreto silencio. Todo se sabrá ahora, gracias a la decisión del Papa Francisco de levantar el secreto pontificio sobre la pederastia eclesial. Además de su sano juicio, no tengo ninguna duda de que el papa Francisco es un tío con un par bien puesto, cansado de la tropa de despistados o descarriados sexuales que pululan la Santa Sede, conocidos como “la mafia rosa”, en la que hay practicantes del asunto, desde soldados rasos a capitanes generales de la pederastia. Un puto escándalo, difícil de erradicar, a no ser que se “cortara de raíz por lo sano”, aunque Francisco ya les dijo a los homosexuales “que no vengan, y los que están que se marchen” sobre los que debería llover fuego y azufre, como ocurrió en Sodoma.

Pederasta de Cristo