Unas anguilas que se pasan de la raya

|

Las anguilas eléctricas son una de las familias más peligrosas de la especie, pues emiten descargas de hasta 850 voltios. Las anguilas que viven en el Támesis no son eléctricas, pero están eléctricas –ya lo dijo Shakespeare: “Ser o estar, esa es la cuestión”–. El consumo de cocaína crece cada día más en Londres, cuyos habitantes, como los de cualquier otro lugar del mundo, tienen que orinar de vez en cuando. Como las alcantarillas desaguan en el río, los restos de la droga acaba en el hábitat de los peces, que los ingieren y se vuelven hiperactivos... Como para que Maradona haga sus necesidades en el acuario de su casa.

Unas anguilas que se pasan de la raya