REACCIÓN INMEDIATA

|

La organización de las fiestas de verano de Ferrol actúo ayer de forma inmediata ante el imprevisto que generó la acción del viento en la carpa situada en la explanada de entrada del cuartel Sánchez Aguilera. El retraso en el comienzo de festival electrolatino estaba más que justificado teniendo en cuenta las circunstancias, por lo que los miles de asistentes pudieron disfrutar de una actuación que generó una amplia demanda, teniendo en cuenta las 4.000 entradas ya vendidas a media tarde. Superar en apenas dos horas los inconvenientes que generan las situaciones climatológicas es todo un alarde de eficiencia, aunque se echen en falta alternativas viables en caso de que, por ejemplo, las actuaciones se vean acompañadas por la lluvia. Lo que es evidente es que la juventud ferrolana disfrutó de uno de los mejores espectáculos de la programación festiva ferrolana de este año.

REACCIÓN INMEDIATA