Un gran consejo que jamás será escuchado

|

EL presidente de Tabarnia, Albert Boadella, –¡qué gran discurso el suyo al tomar el poder!: “Soy un payaso, pero a su lado (el de los independentistas) soy un modesto aprendiz”–, demuestra en cada una de sus intervenciones su talla de estadista. Ahora le ha recordado a Oriol Junqueras, el supuesto hermano gemelo de Miguel Durán el de la ONCE, que su obligación, como la de todo preso, es tratar de escaparse. Un independentista nunca hubiese dado un consejo tan acertado a un tabarnés, lo que refleja la diferente calidad humana de unos y otros. Pero va a ser difícil que el republicano le haga caso, pues si se da el piro alá vai su ora et labora, es decir, la combinación de las alabanzas al Señor y la Virgen de Montserrat con la redacción de su obra cumbre, “Cartas desde mi celda”. Pues nada, que siga a la sombra.

Un gran consejo que jamás será escuchado