LA CACERÍA

|

Conviene repetirlo para dejar las cosas claras: en el 53, dos docenas de países le perdonaron buena parte de la deuda a los alemanes. Entre ellos la España de aquella época. Mas tarde los yanquis, condonaron parte de la deuda a sus vecinos de la “américa pobre” y, hace poco, Zapatero “zanjó” buena parte de la deuda a Colombia… ¿Vale?
Pues ahora se discute si es posible (que no solo es posible sino que es imprescindible si los deudores quieren cobrar) algún arreglo con los
griegos que, hartos de la troika y de los partidos que le hicieron la ola, consiguen energía eléctrica los que no podían pagarla; el salario mínimo alcanza los 751 euros, suben las pensiones, se garantiza la sanidad y se paralizan las privatizaciones… ¿Le gustaría que esto lo hiciera nuestro gobierno ¿ Otra de las medidas anunciadas por el nuevo gobierno griego es que vuelvan los maestros y los médicos, victimas –con los estudiantes y los pacientes– por la brutal política de recortes.
 Y ¿a usted que le parece la medida? ¿Se lamenta de que en Galicia se suprimieran 850 médicos y otro tanto de personal de enfermería, desde 2009, fecha en que llegó el Sr. Feijóo? ¿Se cabrea si salen libres los 78 altos cargos de Caja Madrid?
En Grecia han decidido acabar con la miseria, devolver la dignidad, dar un motivo a la esperanza… ¡Y aquí nos asustan con el lobo y se lanzan de cacería. Cerrar la crisis humanitaria. Dar prioridad a los ciudadanos que malviven en el umbral de la pobreza
Montoro, autor confeso de 48 subidas de impuestos y unas cuantas amnistías, le busca las vuelta a uno del 15-M, antes perroflauta, ahora profesor universitario, pues “hay una enorme agitación social con las noticias que llegan de sus cuentas”
Sin duda todos, incluso los “nuevos”, tienen que someterse a las normas. Ellos más. Por lo que dijeron y las ilusiones que generaron. Todos. Pero no ellos solo. Montoro, seguramente liderará una nueva investigación: la indagación de si, primero en Génova y luego en sus diferentes despachos ministeriales, el ciudadano Mariano recibió sobres, sobresueldos, de la mano del Sr. Lapuerta, uno de los tres tesoreros del PP, que tienen que declarar ante los tribunales. Investigar, también, a quienes nombraron a los jefes de Caja Madrid pues, según la justicia, la gestión del PP llevó a la entidad financiera a la quiebra.
¿O hay dos varas de medir?

LA CACERÍA