ETA ha vuelto a tomarle el pelo a todo el mundo

|

ETA lo ha hecho una vez más. La banda terrorista ha vuelto a dejar con el culo al aire a quienes, por buena fe, por estupidez o por ganas de que en esta ocasión fuera cierto, la apoyaron en su pantomima de entrega de armas. Tras analizar la mitad de las piezas cuya localización revelaron los terroristas, tanto el ministerio de Interior español como el francés tienen muy claro que las pistolas ni tienen huellas ni han sido nunca disparadas, lo que no servirá para aclarar lo crímenes que todavía no han sido esclarecidos. Además, los servicios de inteligencia consideran que las armas cortas entregadas son solo un tercio de las que los etarras conservan todavía en su poder, por faltar faltan incluso dos lanzacohetes de los que se tiene constancia que tenían los terroristas. Eso sí, quienes apoyaron el paripé pensando que serviría para que los crímenes etarras pudieran quedar impunes que se vayan despidiendo. Ni España ni Francia parecen dispuestas a comulgar con semejante rueda de molino que les han colocado delante los abertzales. Uno de los zulos cuya localización reveló eta | EFE

ETA ha vuelto a tomarle el pelo a todo el mundo