La autora de las Meninas

|

inauguración triunfal de la temporada en el teatro Rosalía de Castro. Ciclo principal con llenos. Éxito. Vino y rosas con final apoteósico. Alfombra roja para ver “La autora de las Meninas” ofrecidas dos representaciones por los elencos Focus y Centro Dramático Nacional. Obra escrita y dirigida por Ernesto Caballero. Servida con perspectiva escénica y luminosa real. Añadamos vídeo, vestuario, música y espacio sonoro cooperadores necesarios de tres grandes pantallas –foro y laterales– donde se proyectan secuencias primordiales al desarrollo de la acción.
El argumento da en tesis dialéctica y futurista. Ya no existe la Unión Europea y España atraviesa una grave crisis económica que le obliga a vender su patrimonio artístico y suplirlo con falsificaciones. Entre los cuadros aparece “Las Meninas” de Velázquez que intentan sustituir por una copia hecha por una hábil monja. A partir de semejante tesitura y encrucijada de intereses, la actriz sufre honda transformación. Desde ser estrella mediática hasta analizar la fuerza del arte, su filosofía y su dogmatismo por cuanto se siente incapaz de distinguir entre el original y el pastiche, lo auténtico y lo negativo, la verdad y la mentira. Todos son caminos para indagar la sociedad que vivimos, el bienestar, la banalización del arte por operaciones de marketing.
Sin duda es un monólogo servido a la grandeza, gracia, salero, interpretación y buen decir De Carmen Machi que, vestida de monja, nos conquista al aparecer. Ella siempre está ahí. Didáctica. Doctoral. Sonriente. Atrevida. Incluso cuando semidesnuda salta y baila utilizando un spray. Quizás un tanto exagerado el “ego” como confirma: yo, yo, yo… La familia de Felipe IV y su famoso pintor de cámara, la monarquía, la pasión, el humor y la poesía alternan con el mundo actual. Interpretación que podría ser redonda si se abreviasen escenas finales. Le acompañan Mireia Aixalá y un gigantesco Francisco Reyes.

La autora de las Meninas