RESCATE MUNICIPAL

|

Hubo un tiempo en que los vecinos de Ferrol abrían el grifo y salía agua potable, pagaban una módica tarifa y el Concello tenía un superávit que se invertía en otras necesidades. Un día, alguien dijo que este modelo de gestionar el agua estaba anticuado y que debía privatizarse. Así se hizo en el año 2000 y el resultado es que por el grifo sigue saliendo la misma agua, el recibo se ha disparado y ha desaparecido el superávit.
Por todo esto, me incluyo entre los “desnortados izquierdistas” que piden una vuelta a los “anticuados” modelos públicos de gestión, rescatando los servicios privatizados cuando la concesión caduque y garantizando los puestos de trabajo.
Si hay concejales que no se sientan capaces de llevar personalmente la gestión de los servicios municipales, que no se presenten a las elecciones y si alguien quiere hacerse rico, que trabaje.

RESCATE MUNICIPAL