LA VISITA A FERROL

|

En la tarde de ayer visitó nuestra ciudad un tal Pablo Iglesias. En el momento de escribir estas líneas desconozco el contenido de su comparecencia; pero a los efectos de este artículo me es indiferente, pues es otra la cuestión sobre la cual voy a poner el acento. ¿Cómo se financia “Podemos” para que sus diferentes líderes puedan viajar por toda España? Estoy cansado de escucharle a este marxista-leninista, criticas relacionadas con el funcionamiento de otros partidos políticos a los que denomina despectivamente “la casta” y “aparatos de partido”; cuando él y los suyos están actuando esencialmente de la misma manera. Si los srs. Rajoy o Sánchez acuden a determinada localidad, se critica el gasto que ello comporta; sin embargo a los “podemitas” se les permite todo. Junto con el Sr. Iglesias habrán viajado a Galicia, con toda seguridad, una serie de asesores –¡ah, palabra maldita asignada únicamente para los otros!– entre los que se encontrará su jefe de prensa o de gabinete, aunque ellos, que son tan guais y a la par innovadores del vocabulario, les denominen “compañeros de asistencia al camarada líder”. ¿Cuántos son en cada viaje? Es muy fácil saberlo; basta ver la famosa foto del estropeado macro ascensor de la Colau. Si los partidos del régimen –esto del régimen me lo tienen que aclarar porque a mí me sigue sonando a Cuba Libre– son los que contratan familiares, estamos ante un caso de nepotismo; pero cuando lo hacen los libertadores del pueblo se trata de personas de gran capacidad profesional que casualmente son parientes de compañeros, siendo su exclusión por esta razón parental, una indigna causa de discriminación negativa que un demócrata no puede tolerar.
En definitiva, ¡Qué mala hostia tiene la derecha, tú! Porque ¡Ojito! En su discurso el PSOE también es la derecha, aunque después a estos se les haya hecho el culo puturrú y hayan investido con su voto a los de Monedero en las principales ciudades de Spain. Lo dicho, si en las próximas elecciones generales quieren Uds. un verdadero cambio político, no lo duden; voten Uds. al amigo de los cajeros de 60 euros o al patriota Sánchez, alias “banderita tú eres roja, banderita tú eres gualda”; o simplemente quédense en casa, como hicieron en las municipales. Palabra de Manolis Bustabatakis.

 

LA VISITA A FERROL