Los alcaldes emergentes están que no paran

|

hay que reconocer que los alcaldes del cambio andan últimamente ocupadísimos. Lo mismo montan una plataforma para acabar con las corridas de toros que dan nuevos y decididos pasos para cortarle cuando menos las dos orejas a Luís Villares al que, desde luego, no le concederán la suerte del indulto. Los rebeldes, emergentes, mareantes y progres (táchese lo que no proceda) disfrazan su estrategia de asalto a En Marea con una defensa de la pluralidad, cuando, en realidad, las bases ya hablaron y decidieron que su pluralidad, que pasa por colocar a los amiguetes en los mejores puestos para que puedan seguir mangoneando a sus anchas, no era la solución. Por eso, esas bases, tan sagradas cuando favorecen y tan prescindibles cuando apoyan la opción contraria, decidieron darle todo el poder a Villares. Un poder que, incluso, ni él mismo quería. Está bien que se enzarcen ahora en una lucha intestina de poder en lugar de plantearse cuál es el motivo de que la última encuesta del CIS les haya reducido el apoyo de los ciudadanos justo a la mitad. Y, si siguen así, pues ni eso. Al tiempo... FOTO: Martiño Noriega, Xulio Ferreiro y jorge Suárez, celebrando su amistad | aec

Los alcaldes emergentes están que no paran