El sobrinísimo sigue empeñado en estar en evidencia

|

Gonzalo, “El sobrinísimo”, Caballero –por el apellido se sabe bien quién es su tío; sí, efectivamente, el todopoderoso Caballero, don Abel– nunca destacó por el calado de su pensamiento político. Pero, eso sí, presume de que tiene hilo directo y permanente con Pedro “La sonrisa” Sánchez y algo de cierto debe de haber, porque le mandan un argumentario desde Madrid y lo repite como quien recita la tabla del dos –tampoco hay que ponerse exigente y pensar en la de números más altos– en todos los bolos que protagoniza polo país adiante. Siguiendo las órdenes que le llegaban desde la capital del Reino, le dio hace unos días por arremeter contra Feijóo acusándole de ser el culpable del cierre de la central de Endesa en As Pontes y además de quedarse de brazos cruzados. Pero resulta que el presidente de la Xunta y el de la Diputación, el socialista Valentín González Formoso, han formado un rente común en defensa de la continuidad de la factoría. ¡Vaya!, Caballero tendrá que seguir chupando de la política, porque como analista de la realidad jamás podrá ganarse la vida.

El sobrinísimo sigue empeñado en estar en evidencia