El Palacio

|

De los “misterios” que atesora Ferrol, el del antiguo palacio de Capitanía General era uno de los principales. Acostumbrados a pasar por delante o por la trasera de los cuidados jardines, nada se sabía de su interior, al menos para la inmensa mayoría de los ferrolanos. Muy atrás queda ya el acceso al castillo de San Felipe o al Arsenal Militar, únicamente conocidos por quienes allí tenía destino durante el servicio militar obligatorio. Pero Capitanía poseía, al menos hasta hace escasos años, la urdimbre de lo más desconocido, de lo ignoto, teniendo en cuenta que alojaba al más alto mando militar de la plaza y que albergaba instalaciones de máximo secreto, aquellas que permitían la comunicación con la Flota o Madrid, por citar algún ejemplo. Menos se sabía de sus salones y estancias con una decoración que ya no queda en ningún otro lugar de la ciudad. Viejos y cuidados muebles que son historia, como los retratos o la pulida madera y el bronce. Un mundo, ahora, por descubrir.

El Palacio