MEJORÍA

|

Los datos son los dientes de la verdad. Empiezo este artículo con dicha frase pues esta semana se han publicado los datos definitivos de la EPA del año 2014. Dicha encuesta oficial supone una razonable buena noticia para los españoles y a su vez, una muy mala noticia para los dirigentes de los partidos de izquierda, PSOE, IU y PODEMOS, fundamentalmente. Sólo en el último año se han creado en España 434.000 nuevos empleos de los cuales el 55% de los mismos son indefinidos y el 85%  a tiempo completo; lo que supone una buena dosis de estabilidad para esas familias. El 96% del referido empleo lo han creado las empresas y apenas el 4% las administraciones públicas; lo que significa que no se trata de una creación artificial de puestos de trabajo costeados con los impuestos que Ud, estimado lector paga religiosamente, sino por el contrario se constituyen en nuevas personas que cotizan a la Seguridad Social con lo que los fondos públicos se verán aumentados, en vez de disminuidos. De los 434.000 nuevos empleos, 344.000 provienen del sector servicios, 100.000 del sector industrial y apenas 40.000 de la construcción. 94.000 de los tres sectores se corresponden con contratos de jóvenes menores de 25 años; y un dato que se me antoja muy importante por la esperanza que genera, 252.000 se corresponden con parados que llevaban más de un año buscando empleo. Al disminuir el número de desempleados, disminuyen también el coste de las prestaciones económicas que venían recibiendo, con lo que dicho remanente se puede destinar a más política social o a pagar esa inmensa deuda pública en la que nos dejó el partido socialista con la ayuda puntual de Izquierda Unida. En definitiva, crece la población activa en el último trimestre por primera vez desde el año 2009; dato que guarda relación con el último informe del Fondo Monetario Internacional, conocido recientemente, y que señala que únicamente dos economías occidentales crecerán por encima del 2% durante el año 2015: Estados Unidos y España. La mejoría económica de nuestro país pasa por continuar con la estabilidad del gobierno de Rajoy y ahuyentar de este camino a otras opciones políticas populistas que cada día proponen medidas más descabelladas con la única intención de obtener el segundo puesto en los resultados de las encuestas.

 

MEJORÍA