El cura

|

Entiendo que un cura es una figura muy importante en la sociedad actual, pese a la masiva pérdida de creyentes, pero esto no da patente de corso. Quien piense que las personas son como ovejas a las que hay que guiar y que todas ellas dependen de lo que un pastor decida en un momento determinado supone un insulto a la inteligencia o, como he dejado entrever antes, vivir en tiempos que, por fortuna, ya no volverán. Puede que el cura de Vilariño piense que tiene toda la razón del mundo y que por ello trate de llevar el ascua a su sardina, pero en este momento se debe a lo que reivindican sus feligreses y no veo en que unos aseos aquí o unos metros más allá y que tengan este u otro diseño sea un elemento tras trascendental como para abrir una brecha social. Claro, puede apelarse a la mayoría silenciosa, esa que no se manifiesta ni firma. A lo mejor son más de los que dan la cara, pero si tengo que quedarme con alguien lo hago con quien se compromete y quien deja que lo señalen.

El cura