AMNISTÍA INTERNACIONAL

|

Amnistía Internacional, organización de la que soy socio, ha presentado un informe denunciando el aumento de multas y denuncias falsas de la Policía contra  manifestantes y líderes sociales, con la intención de limitar las protestas pacíficas de los ciudadanos, así como el excesivo uso de la fuerza, ataques a periodistas y malos tratos en los furgones policiales y en las comisarias, todo lo cual permanece impune.
También dice el informe que en 2012 hubo unas 14.000 protestas y en 2013 más de 25.400. Las multas a simpatizantes del 15-M por las concentración superan los 300.000 euros y la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) acumula también elevadas sanciones económicas.
Esta deriva represiva está teniendo, según Amnistia Internacional, un efecto disuasorio, desalentando la participación en protestas públicas y en concentraciones pacíficas.

AMNISTÍA INTERNACIONAL