Más alternativas para los catalanes

|

Por si ya no hubiera suficiente follón en el independentismo catalán, va la abuela y se pone de parto. Acaba de nacer la Lliga Democrática, un partido encabezado por Josep Ramón Bosch, presidente de la Societat Civil Catalana y que se define como catalanista, pero dentro de la Constitución. Es decir, com en tiempos aquella añorada CiU a la que los escándalos de corrupción acabaron llevando hacia el secesionismo. El único problema es que puede dividir todavía más el voto constitucionalista en una comunidad en la que el sistema electoral está diseñado de manera que siempre beneficie a los independentistas.

Más alternativas para los catalanes