¿Indolencia jerárquica?

|

a Semana Santa finalizó con la celebración de la Resurrección de Jesucristo y lo que habría de ser una fiesta, se tornó en tristeza debido a los atentados contra tres iglesias católicas, una evangelista y cuatro hoteles en Sri Lanka. 
En las Iglesias los cristianos oficiaban la Pascua cuando la tragedia vestida de fanatismo, apareció. Cada vez que recuerdo los datos de víctimas, me asusta más la barbaridad y la sin razón de una locura que ha ocupado el protagonismo en un día en que los cristianos celebramos el triunfo de la vida. 
Sé que estas cosas no se evitan, no hay soluciones rápidas, pero últimamente, cuando ocurren estas locuras, tengo la sensación de que nos sorprendemos menos. 
Sea en Sri Lanka, Oriente Medio o en el Cuerno de África, parece como si estas cosas ya formasen parte de nuestra cotidianidad, como sí ya nos hubiese invadido el virus de la insociabilidad, el gran enemigo del hombre que hemos de derrotar sin contemplaciones. 
Porque el camino de la intolerancia es el que lleva al asesinato de personas porque piensan distinto o sus creencias son diferentes (por cierto, casi siempre más en las formas que en el fondo). 
En Sri Lanka los cristianos no alcanzan el 8% de la población, como en la mayoría de  los países de oriente, y son perseguidos y asesinados por el mero hecho de serlo; y lo peor es que últimamente también noto que la condición de ser cristianos, devalúa el crimen. 
Y es así, porque quienes han de defendernos, parece que también están contagiados de los males del pasotismo, porque no reaccionan como, entiendo, deberían. Me refiero a la Iglesia jerárquica. Si entran en la página web de la Conferencia Episcopal Española, verán que no hay referencia alguna al atentado; tampoco escuché (y si me equivoco, pido perdón) declaración alguna de su presidente ni del secretario general. Sin embargo podrán ver “una ventana” en la web que dice “la Iglesia es experta en humanidad”. Solo he encontrado declaraciones al respecto del atentado, del obispo Munilla. Ni en la web de nuestra Diócesis. Estarían todos ya de vacaciones. Feliz Pascua de Resurrección.

¿Indolencia jerárquica?