¿Subimos o bajamos?

|

Frente a la imagen de Rajoy en una escalera el admirado Juan José Millás se pregunta si sube o baja para reflexionar que da lo mismo, pues igual se trata de un engaño como aquello de que no iba a aumentar los impuestos ni tocar las pensiones ni recortar en sanidad y educación.
Pues resulta que el mismo Mariano ha dicho que sube la economía y, por lo tanto, nosotros aunque el pueblo soberano protesta por el estado de la sanidad (donde metieron la tijera, la pata y, ay, la mano) o que un millón de niños no comen a diario lo necesario, o que miles de universitarios se quedarán sin estudios o sus familias sin dinero y que los jóvenes más preparados se marchan ¡otra maldita vez! a la emigración.
Juan José Millás acaba su reflexión asegurando que lo único claro es que está en una escalera, subiéndola o bajándola, pero seguro que para engañar a alguien.
Y resulta, no nos llamemos a engaño, que por ahí sí tienen claro como estamos –o sea, “de arrecú”– por lo que los señores del Comité Olímpico Internacional prefirieron el riesgo de un nuevo “tsunami” o un desastre nuclear que apostar por un desastre político. Y reflexionaron, no ya sobre la economía, que de eso sabemos todos los que pagamos impuestos y tasas, compramos la fruta y, de cuando en cuando, vamos al cine…
Ellos saben eso y que la mitad de nuestras federaciones están en quiebra técnica y ¡ay! ellos saben también lo que pasa: desde la Casa Real, con sus líos bien aireados, hasta Bárcenas –una garrapata unida a Gurtel y que proyecta una larga sombra sobre la contabilidad del Partido Popular– hasta en el  máximo tribunal español que tiene por presidente un señor que se olvidó de contar que era militante-donante del partido de la gaviota, al que además aconsejaba.
 Al Comité Olímpico Internacional le interesa la pasta –y de eso tienen en abundancia Japón–, pero más  la política de un país donde el ochenta por ciento de los ciudadanos no se fían de su Gobierno ni de sus políticos.
No “nos catearon” por el perfil de nuestro deporte (aparte del  bajonazo por  el asunto del dopaje) sino por nuestros políticos. El COI hizo lo que nosotros: suspenderlos.
Y es que bajamos a toda milk.

¿Subimos o bajamos?