El Magnum 45 llega al salón de plenos de Vigo

|


EL todopoderoso Caballero, don Abel, ha vuelto a colgarse del cinto el Magnum 45 con el que impone la ley a este lado del río Lagares. Pero esta vez no ha usado el arma en la calle, como cuando interpretó a Harry el Sucio –“Voy a acabar con la inseguridad en las ferias. Los delincuentes no van a tener respiro”–, sino en el salón de sesiones del Ayuntamiento. Ha transformado el libro de instrucciones del revolver en reglamento municipal y ha quedado proscrita la exhibición de carteles y pancartas durante los plenos y se ha limitado el control de la oposición sobre el Gobierno... ¡Con todo lo que él había protestado contra la ley mordaza de Rajoy!

El Magnum 45 llega al salón de plenos de Vigo