RESCATE EN ALBORÁN

|

La fragata “Álvaro de Bazán”, con base en Ferrol, socorrió el pasado jueves a cerca de medio centenar de inmigrantes que intenteban llegar a España a bordo de tres endebles botes neumáticos. La intervención de la unidad española ha sido esencial para evitar nuevas tragedias en una peligrosa travesía que, como se sabe, tantas vidas se ha cobrado. Se tiene constancia solo de algunas, porque es evidente que muchas otras no aparecen en ningún registro. Solo cuando el mar se cobra tragedias como la reciente de Lampedusa, se disparan todas las alarmas. Las unidades de la Armada Española juegan un papel vital que trasciende más allá de la mera protección de nuestras costas. La asistencia en tareas humanitarias es constante y sus tripulaciones han mostrado, incluso con el sacrificio de vidas, que siempre están allí donde se les requiere. Bien por la “Álvaro de Bazán”.

RESCATE EN ALBORÁN