Malestar animal

|

LA concejalía de Benestar Animal no se ha enterado de que se realizan unas obras en la perrera municipal que están estresando a los chuchos y mininos allí recogidos. Si cualquier humano se pone de los nervios por unas obras en una casa vecina, es fácil suponer que los perros allí cautivos se estresen ante tanto ruido y más cuando los que viven en las dependencias municipales, no lo están por su gusto, sino que han sido abandonados y algunos han sufrido peores circunstancias. Falta de previsión para solucionar el problema y más grave cuando hay un área responsable del asunto. Es que esto de quedar bien para la galería mola mucho y suma I Like, pero a la hora de la acción las ideas ni siquiera están en papel.

Malestar animal