Vimianzo echó de menos a Piqué

|

EL salón de plenos del ayuntamiento de Vimianzo parecía un campo de fútbol un día de partido de la selección. Los concejales de la oposición se plantaron en la casa do Concello vestidos con camisetas de España –la marca que equipa a la Federación debía estar contentísima, porque cada uno llevaba un modelito distinto– para protestar contra el alcalde, Manuel Antelo, por su apoyo al referéndum catalán. Antelo, militante de Foro Galicia, un partido con tantos afiliados que una Kangoo les queda grande para la caravana electoral, echó a varios ediles y la sesión se volvió cada vez más tensa. Deberían haber llevado a Piqué a ver de qué lado se ponía.

Vimianzo echó de menos a Piqué